jump to navigation

Lectura prohibidas en el Opus Dei diciembre 1, 2010

Posted by anibal123 in Sin categoría.
Tags: ,
trackback

Te quería pedir tu opinión o una explicación. En mis tiempos del Opus Dei, no hace mucho tiempo, las obras literarias del entonces cardenal Ratzinger tenían una calificación de 4 en el índice interno de libros. O sea, que el miembro con buen espíritu no la podía leer sin un permiso muy expreso del director. Al paso de unos años, esas mismas obras literarias del cardenal, cuya figura iba ganando peso y responsabilidad en el Vaticano, fueron “liberadas” en la calificación interna de la Obra y su lectura fue permitida a todo el mundo sin necesidad de permiso. Por favor, ¿me podrías dar una explicación a este cambio, teniendo en cueta que los libros del futuro Benedicto XVI seguían siendo exactamente los mismos?
_____________________________________

Casi puedo asegurar (porque no tengo documentos a la vista y por eso me permito decir CASI) que las lecturas del Cardenal Ratzinger siempre han estado al alcance de quien quisiera y las entendiera.
Es probable que durante tu paso por la Obra te hayan comentado lo que dices, porque simplemente no es fácil de entender a las primeras los escritos del Cardenal Ratzinger, lo cual no significa que no se entiendan.

Te voy a dar un dato: cuando Messori lo entrevista y aparece El Informe Sobe la Fe, yo vivía en una residencia con casi cien personas. Leímos ese libro prácticamente todos los de la Obra que vivíamos entonces y era tema habitual de conversación con muchos residentes que lo estaban leyendo (circa 1984). Ni se diga cuando salió La Sal de la Tierra.

Muchos libros del Cardenal Ratzinger fueron adquiridos y leídos por sacerdotes con quienes conviví en Guadalajara y todos coincidían en un hecho: la profundidad de pensamiento que a mucha gente no le sería fácil captarlo. Yo me cuento entre uno de ellos.

Yo leí Mi Vida, otro libro sobre liturgia y Jesús de Nazaret I. Todos me parecen (no soy teólogo) extraordinarios, pero en todos, lo aseguro, tuve que leer dos o tres veces alguna afirmación.
Además hay un dato que no podemos obviar: ¿quiénes somos para clasificar las obras del entonces Prefecto de la Doctrina de la Fe?

 

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: